Menopausia y osteoporosis.


Una de las transiciones mas importantes en la vida de una mujer es la etapa de la menopausia, el final de la vida reproductiva cuando desaparece el ciclo menstrual. El evento bioquímico clave el cese de la producción ovárica de los estrogenos. La menopausia también anuncia el inicio de una serie de eventos que contribuyen al proceso natural del envejecimiento. 

La osteoporosis es la complicación osea mas importante y ocurre en muchas mujeres postmenopausicas lo cual contribuye a la fragilidad física y disminución en la fuerza muscular. 
Existen cambios metabólicos y bioquímicos atribuibles a la perdida de los estrogenos entre los cuales se encuentran fenómenos neurologicos, cardiovasculares y musculoesqueleticos. La terapia de reemplazo hormonal con estrogenos continua siendo controvertida, sin embargo, existen varios agentes antiresotivos y anabolicos disponibles para el tratamiento de la perdida osea.  A continuación un breve resumen de las opciones terapéuticas: 


1. Bifosfonatos. Estos medicamentos siguen siendo el tratamiento principal de la osteoporosis ya que están disponibles en diferentes presentaciones (oral e inyectable) y su precio ha disminuido gradualmente. Asimismo su efectividad ha sido comprobada en múltiples  estudios clínicos. Los efectos secundarios mas frecuentes son gastrointestinales y dolores articulares. Rara vez pueden ocasionar osteonecrosis de la mandíbula y fracturas atípicas de fémur.

2. Análogos de hormona paratiroidea. Actualmente esta disponile el teriparatide en el trtamiento de la osteoporosis postmenopausica. Este fármaco es un análogo de la hormona paratiroidea humana. Tiene eficacia comprobada en la prevención de fracturas vertebrales y  no vertebrales. Aunque es bien tolerado, es caro en relación con otros agentes y debe ser aplicado diariamente mediante inyección subcutánea. Los efectos secundarias incluyen mareo, artralgias e hipercalcemia. Aunque en estudios en ratas se demostró riesgo de osteosacrcoma después de tratamiento con teriparatide en humanos no se ha encontrado evidencia.

3. Moduladores selectivos del receptor de estrogeno. El raloxifeno es el representante mas importante de este grupo. Pueden ser utilizados como agentes antiesortivos pero no alivian los bochornos por si solos. Este grupo de medicamentos tiene la ventaja de actuar como antiproliferativo en el tejido mamario. El raloxifeno ha demostrado reducir la incidencia de las fracturas vertebrales.

El tratamiento de la osteoporosis debe ser individualizado basándose en el riesgo de fracturas y la preferencia del paciente. Existen multiples agentes en desarrollo que ampliaran las opciones de tratamiento en el futuro.









No hay comentarios.: