Sindrome Musculo-Esqueletico Asociado con Estatinas.

Las estatinas son los farmacos prescritos con mayor frecuencia para la reducción del riesgo cardiovascular en la ultimas tres décadas. De hecho, son una de las clases de medicamentos mas prescritos en la historia de la medicina moderna. No obstante, la eficacia de estas medicinas se ve truncada por la alta frecuencia con la cual el tratamiento es interrumpido por el paciente. 

En algunos estudios clínicos hasta el 50% de los pacientes interrumpen el tratamiento con estatinas antes de los dos años de tratamiento. Frecuentemente la causa de la interrupción se debe a la presencia de síntomas musculares. En general la incidencia de estos síntomas es del 1-5% en estudios aleatorios y hasta 10% en estudios poblacionales grandes. 

El sindrome musculo-esqueletico asociado a estatinas se compone de signos y sintomas que se presentan mientras el paciente esta tomando una estatina. Estos sintomas principalmente son dolor muscular o tendinoso. Es importante señalar que la mayoria de las veces los síntomas no se acompañan de alteraciones en la creatinfosfocinasa, un analito asociado con daño muscular.

Los principales factores de riesgo para el desarrollo de este síndrome son tener mas de 65 años de edad, el hipotiroidismo, la deficiencia de vitamina D y la historia familiar de problemas musculo-esqueleticos asociados con estatinas. El uso de otros medicamentos de manera simultanea puede incrementar los niveles en sangre de las estatinas e incrementar el riesgo de sus efectos secundarios. Es importante que el medico tratante este al tanto de todos los medicamentos que se le han prescrito al paciente.

Las estatinas con menor tasa de este síndrome son la pravastatina, fluvastatina y rosuvastatina. Al usar la menor dosis posible se reduce la probabilidad de presentar estos signos y síntomas. En caso de presentar molestias y una vez que el medico ha descartado otras causas de los mismos, es necesario reducir la dosis o bien cambiar de estatina siempre bajo la supervision y consejo de un medico con experiencia en la materia.

FUENTE: CCJM

No hay comentarios.: