Interferon α y disfuncion tiroidea.


Los interferones son citocinas que exhiben un amplio espectro de actividades antivirales. El interferon alfa es utilizado en el tratamiento de la hepatitis B y C crónica. La disfunción tiroidea es común en pacientes tratados con interferon.

Los mecanismos fisiopatologicos implicados en este fenomeno son los siguientes:

1. Inhibicion de la proliferacion de células foliculares.
2. Inhibicion de la liberacion de tiroglobulina (in vitro).
3. Inhibicion de organificacion de yodo.
4. Inhibicion de liberación de hormonas tiroideas.

La alteración tiroidea mas frecuenta como consecuencia de tratamiento con interferon es el desarrollo de anticuerpos antitiroideos (5-15%).

5-10% de los pacientes tratados con interferon desarrollan uno de los siguientes 3 trastornos  tiroideos:

1. Enfermedad de Graves.
2. Tiroiditis silente.
3. Hipotiroidismo autoinmune.

Todos los pacientes en tratamiento con interferon deberán ser monitoreados cada 12 semanas.

El hipotiroidismo generalmente se resuelve al descontinuar el interferon. La enfermedad de Graves tiende a persistir.

FUENTE:


No hay comentarios.: