Hipertiroidismo, embarazo y riesgo neonatal.

Mas del 60% de los casos de hipertiroidismo son causados por la enfermedad de Graves, un trastorno caracterizado por la producción de autoanticuerpos (inmunoglobulinas estimulantes de la tiroides [TSI]) que estimulan el receptor de TSH. Ya que los TSI son específicos de esta enfermedad y detectables en mas del 90% de los casos de enfermedad de Graves, resultan de gran utilidad en el diagnostico diferencial del hipertiroidismo.

Existen métodos de laboratorio confiables para la medición  de los TSI. Además de ayudar a diferenciar entre distintos tipos de enfermedad tiroidea la determinación de estos anticuerpos resulta clave en la valoración de la mujer embarazada con enfermedad de Graves o historia de dicho trastorno. Por ejemplo, aun años después de haber recibido tratamiento con yodo radiactivo los TSI pueden persistir en la sangre materna y estos pueden atravesar la placenta y provocar hipertiroidismo fetal.

Por lo anterior, obtener mediciones de TSI durante el embarazo en mujeres en riesgo, ayuda a determinar cuales pacientes requieren seguimiento cuidadoso por equipos de médicos especializados en embarazo de alto riesgo.





No hay comentarios.: