Pancreas artificial.


A pesar de los enormes avances en el tratamiento de la diabetes tipo 1 (insulino-requiriente) aun existe el problema de la hipoglucemia o azúcar baja, que en opinión de los expertos es la gran limitante a la hora del tratamiento con insulina. Es decir, bajar los niveles de glucosa con inyecciones o infusión de insulina técnicamente no es extremadamente difícil, pero siempre existe el riesgo de llevar los niveles de glucosa del paciente a niveles demasiado bajos. Las microinfusoras o ¨bombas¨ de insulina ha aportado una herramienta de tratamiento avanzada. Ahora el objetivo de los científicos y de la industria farmaceutica es la producción de computadoras implantables en el cuerpo del enfermo que sean capaces de regular los niveles de azúcar sin el riesgo de hipoglucemia. Para ello ha sido desarrollada una computadora capaz de inyectar dos hormonas, insulina y glucagon en el cuerpo del paciente. El glucagon es la hormona clava para evitar azucar baja. Esta nota importante y mas informacion en The Los Angeles Times.

No hay comentarios.: